¿Periodismo de moda?

La moda como “parte” de nosotros desde hace décadas, definida en gran medida por los gustos de una determinada sociedad, por lo que sería imposible pensar en moda o tendencias si no existieran tales grupos.

Es innegable el número de periodistas que se dedican a la moda en los últimos tiempos, una modalidad a veces complicada, pero también necesaria para una sociedad como la actual.

Muchos pensáis que ser periodista de moda es lo más glamuroso que existe, después de ser Paris Hilton, sin embargo, ni Paris es tan glamurosa ni esta profesión supone un camino de rosas, y de ahí que Ramón Fano haya titulado su libro como “La moda mata pero no engorda”, una cuestión indiscutible.Dentro de la larga lista de periodistas especializados en moda, han logrado destacar algunos como Virginie Mouzat, Hilary Alexander o Eugenia de la Torriente, pero esta profesión guarda un secreto a voces: solo triunfan los talentos; Y aunque es cierto que esto sucede en la mayoría de los casos, aquí nos encontramos con un gran dilema: ¿ El talento se hereda? ¿El talento se aprende? Y si no es así…¿Al menos se contagia?

Elle Mayo 2014 por Laura Pérez

Artículo de la revista Elle, “Armas de mujer”

Todos sacamos incoherencias en la prensa y buscamos un periodismo perfecto, el mejor, el más talentoso, aquel capaz de competir con cualquier “fashion blogger” del mundo, y no sabemos, si la labor profesional de un periodista transciende mucho más allá de sus propios conocimientos…¿Acaso la experiencia no forma parte de un buen artículo? La clave es transmitir esa capacidad para sorprender y dejarnos totalmente desordenados; Sensación que cualquier periodista de moda debería hacernos sentir. Sin ir más lejos, la semana pasada tuve la oportunidad de gozar de buenas sensaciones, con un reportaje de la revista Elle,“Armas de mujer” por Laura Perez, dedicado a todas las mujeres, una lucha contra las desigualdades… todo un placer.

El mundo ha girado, y con ello sus formas. Hace apenas unos años nadie llegaría a pensar que la Universidad de Sevilla convocaría un máster dedicado a moda. Tampoco que se relacionarían jornadas de derecho y moda. Y hecho está. Una parte de la sociedad pide a gritos que se revalorice esta profesión en cualquiera de sus facetas. Un profesional de la información debe tener su sitio bien merecido, siempre y cuando,  su trabajo sea políticamente correcto, y precisamente nos encontremos en ese momento, un instante en el que cualquier paso hacia delante puede destrozar nuestro camino de rosas sin terminar, o puede que un paso atrás nos adelante.

Ya sabemos esa frase de “Quien no arriesga, no gana”. Es el momento de arriesgar por nuestra labor, de apostar por los Másters en Comunicación y Moda, y demostrar que existe un mundo más allá del backstage. Quizás muchos se planteen el porque de estudiar una profesión que a veces, solo causa problemas, cuyo mercado de trabajo se encuentra en las últimas y con dificultades para lograr ese “talento” que revive. El periodismo es sencillo, perfecto, guarda en silencio sus ganas de informar, nos sumerge en un mundo de dudas, a veces, produce insatisfacción, otras excita, en definitiva, es un torbellino de sensaciones que logra transmitir, a entre los que me incluyo, lo que cualquiera busca encontrar: felicidad.

Examen final de Máster en Comunicación y moda: Madrid Fashion Week 

Fuentes: 

Texto: propio usando como documentación los siguientes recursos:

Periodistas de moda  (www.trendencias.com)

Asistencia a las I Jornadas de Comunicación y moda en la Universidad de Sevilla

Fotos: propias

Vídeos: subido a Youtube por Canal Nebrija

Carmen Bellido Payán